Durante la última década se ha observado en el mundo grandes cambios que han hecho para muchos una vida mejor, un cambio que paulatinamente trae grandes beneficios en el trabajo, en lo social o en la vida cotidiana. Pero.. ¿A qué se debe todo ello?, ¿qué es realmente lo qué ha pasado? ¿o culpa de quién es?.

Podemos observar que existen móviles inteligentes, comunicación entre personas cada vez más accesibles, dispositivos no tripulados que graban en HD mientras vuelan a cierta altura, autos que se conducen solos, etc…

¿quiénes han transformado este mundo?

Marck Zuckerberg el CEO y fundador de Facebook tenía 20 años cuando comenzó a desarrollar la plataforma, Larry Page & Sergey Brin tenían 25 años los dos cuando fundaron Google. Steve Jobs tenía 21 años cuando fundó Apple, Bill Gates tenía 20 años cuando fundó Microsoft, y puedo seguir así un gran rato escribiendo grandes emprendedores exitosos y no acabaría. 😎

Pero podemos observar el patrón reconocible en sus edades. Emprender a los 20 años.

Emprender

Es cierto que nunca es tarde para emprender, pero también es cierto que emprender en esta edad es una de las mejores virtudes que puedes aprovechar mientras estés en ese rango de edad, y lo he observado en carne propia. Brock Blake un experto en negocios y que escribe para la revista de Forbes, explica grandes puntos importantes a la hora de emprender en esta edad, por ejemplo:

A los 20 años no tienes nada que perder

Totalmente cierto, a esta edad no hay un estilo de vida que tengas que pagar forzosamente, una hipoteca, letras de un carro último modelo, o algo que demande grandes gastos. Por el contrario, quienes emprenden en una edad un poco más madura y están acostumbrados a recibir un salario fijo quincenalmente o tienen una familia que mantener, les resulta algo difícil dar el empujón del emprendimiento debido a que el miedo los toma por rehenes: ¿ y si el emprendimiento no resulta? pueden perderlo todo.

Es ahí donde a la edad de 20 años, analizas que no tienes mucho o quizá nada que perder.

nada que perder

Eres indestructible a esta edad

El autor comenta y detalla que cuando eres veinteañero lo único que te interesa es resolver el problema de tu emprendimiento. Es probable que no tengas una familia por la que llegar a casa por las noches, así que al no tener ese pendiente puedes extender tus jornadas laborales hasta la madrugada. Y tener energía suficiente para el siguiente día.

El genio de Bill Gates dijo alguna vez: “Nunca tomé un día libre en los veintes. Nunca, ni uno”. Y actualmente vemos el fruto de dicho trabajo.

Al tener esta edad nos centramos demasiado en los problemas de nuestro emprendimiento, por lo cual también muchas veces damos soluciones diferentes a ello o incluso ideas nuevas e innovadoras en lo que trabajamos y queremos tener éxito.

¿Tienes 20 y tantos? ¡Arriésgate!

No hay nada que perder. Si fallas, será solamente una experiencia más en la vida y quizá tengas miles de formas de como no equivocarte nuevamente y seguirás intentando hasta nunca darte por vencido, porque creerás en ti y lograrás lo que tanto deseas.

Hace 3 años inicié una pequeña idea a trabajarla y el primer año me fue mal, gasté mi pequeña inversión en lo necesario y simplemente no funcionó. ¿lo abandone? ¡No!, volví a intentarlo, y en el primer mes que volví a lanzarla, recuperé lo invertido y empecé a ver ganancias en ello, hoy en día la sigo mejorando, y las cosas van muy bien 🙂

¿ y tu ya te animaste a emprender?