Hace algunos meses renuncié a mi trabajo como profesor universitario, y más tiempo atrás lo había hecho como ingeniero de mantenimiento de una fábrica de bebidas carbonatadas; el motivo fueron muchos factores involucrados, y uno de esos motivos es que en lo personal no me gusta lidiar con “jefes”, no me gusta recibir órdenes de un grupo por encima de uno que intenta manejar la situación, sin siquiera entender el contexto. Para ser más concisos, no me gusta trabajar en un lugar donde no hay equipo de trabajo en conjunto para un bien común.

Sabemos bien, que el sistema al que pertenecemos se basa en un sistema piramidal, es decir; siempre veremos un jefe, luego subjefes, y así poco a poco, hasta llegar a la última parte, la mano de obra, la que saca el trabajo y la que menos remuneración económica obtiene, ese sistema podría funcionar si las cosas se hicieran bien desde lo más arriba y de una forma más parcial en cuanto al pago, pero sabemos que eso no pasará.

Pues bien, cuando uno toma la batuta de comenzar su negocio, o emprendimiento las cosas pueden salir muy bien si estamos pendiente a toda la planificación de nuestro negocio, pero también un descuido nos puede llevar a la quiebra, o a pérdidas económicas graves. ?

Una de mis fuentes de ingresos es mi red de blogs, que desde el 2014 le empecé apostando demasiado fuerte hasta generarme un sustento económico, y por ello el cuidado que le tengo es muy especial, sin embargo hace algunos días mientras estaba atendiendo algunos clientes, no me percaté de un error que tenía en uno de los hosting que manejo, el certificado de seguridad había caducado, y esto hacía que uno de los sitios marcara error de privacidad e indicara que es un sitio no seguro. Como consecuencia tenemos una pérdida de tráfico inusual en el portal, aquí pongo la imagen.

La caída tuvo lugar el 8 de febrero, y se nota como la pendiente se hacía más visible, y la pérdida de tráfico por lo consiguiente, pues bien; al descuidar un poco la web, y aprovechando la generosidad de Google con los mensajes que me enviaba, opté por hacer caso, y fue cuando me di cuenta de lo que ocurría. Inmediatamente revisé los ingresos que generaba esa web, y noté la pérdida, ahí fue donde inmediatamente mandé mensaje a soporte y en cuestión de minutos obtuve la solución.

Pondré el mensaje que me mandó Google para que sepas cuando tengas un problema similar.

¿Cómo lo solucioné?, pues bien, gracias a qué tengo un servicio contratado con Banahosting, del cual hablé aquí ¿cuál es el mejor hosting en español?  , puedo decir que Banahosting es una gran empresa, tiene una cartera de clientes muy grande, y es de respetar el gran trabajo que hacen, y de darle solución a los problemas que suceden a diario, aunque mi problema en general fue culpa mía, por no monitorear la web y no hacer caso a los mensajes de Google. Además de no haber leído las condiciones en el contrato de Banahosting, puesto que los certificados de seguridad se tenían que renovar manualmente cada 3 meses, por ser primera vez. Allí fue el problema.

Pues bien, la solución fue inmediata, y como se aprecia en la imagen de los datos de Google Analytics, el sitio poco a poco se irá recuperando. Debemos de entender que este tipo de problemas afectan al SEO, el posicionamiento web del sitio es quien carga con este descuido, y eso es lo que tendré que ir observando conforme pasan los días.

Si tienes una red de blogs, o un sitio. Es importante que mantengas tu web siempre en cuidado continuo, porque si forman parte de un ingreso extra o de los ingresos fuertes, es donde más dedicación debemos poner. 😀